Category

Reflexiones

Category

Al final, lo de del cambio de armario me está volviendo loca. Un día vamos de tirantes y al otro día hay que sacar de nuevo el abrigo. En vista de que lo del look primaveral se va a retrasar un poco me he puesto en “modo complementos.

Por aquí somos las reinas del complemento, las combinaciones de Elia son imposibles, igual se pone unos leotardos verdes para niñcon un vestido amarillo y unas botas de montaña, que se lanza al cajón de los calcetines para salir con sandalias. Nunca había imaginado que los  calcetines de colores de niñdieran tanto juego para crear looks divertidos. 

Hace unos días os contaba que me había propuesto investigar más sobre la pedagogía Montessori. He leído, he escuchado y he empezado a  hacer pequeños cambios en casa que han mejorado nuestro día a día, pero eso os lo cuento otro día. Lo que más me ha gustado es que he estado más presente,  mucho más receptiva y sobretodo  mucho más consciente en cada uno de los momentos que he compartido con mi hija.

Si algo tengo claro es que educamos cada minuto que estamos con ellos y por lo tanto día a día estamos decidiendo cómo  queremos hacerlo y cómo queremos que sean nuestros hijos.

Me jure y perjuré que no volvería a disculparme por no publicar cuando toca,  pero es que este mes con tanto festejo familiar tengo el blog abandonado. Ultimamente mis días tendrían que tener 48 horas o más. ¡Que levante la mano a quien no le da la vida!

En mi cuenta de Instagram ya os había avisado de  lo intenso que es el mes de marzo en las semanas de siete domingos. Toda la familia cumple años en marzo y esto es un sin parar de festejos varios. Cumple de Elia en fases: fiesta “intima” en casa, pastel para llevar al cole, fiesta en el parque con los amigos, fiestas familiar a lo grande. A eso añadimos mi cumpleaños, el de su padre, el del abuelo, amigos, tíos y algún primo… esto es un sin vivir de velas, espanta suegras y globos.

Hoy me vais a perdonar pero no voy a hablar de mí , ni de ninguno de mis hallazgos de  este universo infantil que tanto me gusta y que disfruto al máximo. Hoy voy a hablar de una persona muy importante no solo para mí, sino también para Elia: la yayi. Esta semana mi madre ha cumplido 70 años y aunque no soy de las de que van sumando crisis de década en década os he de confesar que los 70 de mi madre me han llevado a un cierto estado de nostalgia y de emociones encontradas. Una mezcla de inmensa felicidad por  tenerla a mi lado durante todo este tiempo , pero  ese  7 también me ha dejado un cierto regusto amargo. Todo pasa tan deprisa que necesito darle al botón de parar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies