Category

DIY

Category

Este verano tenemos un plan. A primera vista  lo de trabajar en casa y tener mi  oficina en el salón no es muy compatible con los tres meses de vacaciones que tiene mi hija. En vista de lo que nos iba a llegar y después de la experiencia del año pasado, donde la improvisación se apoderó de nuestras vidas,  he decidido trazar un plan y estoy en búsqueda de libros de manualidades para niños pero de esos que me gustan tanto a mí como a Elia.

Una de las cosas que me llevó a trabajar por mi cuenta era de la poder gestionar mi tiempo para poder conciliar y disfrutar de mi hija. No me he perdido ni “una primera vez”. Eso no tiene precio y quiero seguir haciéndolo. Aunque me pase el verano haciendo malabares.

Al final me he rendido a las peticiones de Elia. Nada de disfraces de Carnaval de Pinterest. “Mami yo quiero disfrazarme de Ladybug” y contra eso no hay disfraz minimalista y estiloso que pueda competir. Así que dicho y hecho. Hace unos días nos pusimos manos a la obra. El objetivo era hacer un disfraz de Carnaval DIY de Ladybug  y lo hemos conseguido. No es perfecto pero nos  lo hemos  pasado genial ideando como podíamos hacerlo. Cada vez me divierto más al hacer cosas así con Elia y lo disfruto al 100%.

Estamos solo en febrero y ya vuelvo a tener esa  sensación que se repite año tras año. ¡Éste tampoco me va a dar la vida para llegar a todo! Tengo que liberarme de la sensación de vivir permanentemente en una carrera contra reloj. Os suena ¿no? Aún me estoy desintoxicando de las Navidades, las rebajas y ahora casi sin darme cuenta estamos a las puertas de Carnaval y ya ni hablamos de lo de Sant Valentín del que paso bastante. ¡¡Ahhh!!

Cada año el post del Calendario de Adviento  de Cada día es domingo me pone en modo Navidad. Es ya todo un clásico en las semanas de siete domingos. Normalmente busco inspiración por la red, pero este año la inspiración me llegó de forma instantánea mientras paseaba por la sección de adornos navideños de IKEA. He de confesar que me dejo perder en bastantes ocasiones por sus pasillos. Justo la noche antes de ponerme de parto estaba allí dejándome seducir por el diseño nórdico a buen precio. Bueno, a lo que íbamos. Entre las estanterias de adornos navideños  vi unas estrellas de papel muy sencillas, con colores neutros y microperforadas. Pude visualizar el calendario de adviento 2016  en décimas de segundos. ¡Voilà!, este año ya lo tengo.

¡¡¡¡BOO!!!!  ¡Pero cómo pasa el tiempo! Hace un año que estaba yo ideando el post de mis calabazas NO tan terroríficas y  ya estoy otra vez en modo Halloween. No sé si me gustan mucho estas fiestas tan comerciales pero lo que si está claro es que no pasan desapercibidas para los peques. Llega un furor casi inexplicable  por las calabazas, el naranja y el negro se convierten en los colores de moda y  no puede faltar un disfraz terrorífico. Me he puesto en plan creativo de última hora y aquí tenéis  un disfraz de Halloween casero exprés.  Nuestro disfraz de “murciélaga” coqueta es fácil, sencillo, barato y muy resultón… y sin coger una aguja. No os hago perder tiempo, manos a la obra.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies