Las casualidades y caprichos del mundo 2.0 me hicieron descubrir hace unos meses  Counting Clouds, una marca de ropa para niños, pequeños y grandes. Su  “grito de guerra” me atrapó desde el primer momento: “Nunca dejes de jugar”, porque si algo he aprendido en esto de ser madre es la importancia del juego para los niños, pero también para los adultos.

Counting Clouds es una marca que me enamoró desde su primera colección y cuando algo te gusta en este mundo hiperconectado las casualidades se convierten en oportunidades.  Muchos ya sabéis que soy el 50% de Isforkids, una agencia de comunicación creativa donde ayudamos a las marcas del sector infantil a contar su historia al mundo. Elena, el alma mater de Counting Clouds, descubrió nuestro trabajo y se lanzó a la piscina con nosotras. Así que he pasado de ser una “gruppie” de una marca a poder aportar mi granito de arena y ver como Counting Clouds va  creciendo  cada día. Acompañar a Elena es este proceso creo que no es un trabajo, es un placer y eso es uno de mis grande logros, disfrutar cada minuto de lo que estoy haciendo, como un niño cuando juega, porque los niños no juegan, viven y la diferencia no existe. ¡Cuánto nos queda por aprender!

Cada vez aprecio más el placer por las pequeñas cosas, disfrutar de los detalles  y pararme, sin que importe mucho el paso del tiempo, así que lo de volver a contar nubes y jugar con mi hija a adivinar qué se esconde detrás de sus caprichosas formas es algo que disfruto. Me  dejo llevar y vuelvo a ser una niña otra vez. Entre otras cosas, la maternidad me ha hecho reencontrarme con aquella niña  disfrutona, observadora y curiosa. Así que os invito a volver a ser niños, a no dejar de jugar nunca.  La colección “Wild Summer” de Counting Clouds os invita a todo eso y mucho más. Sus estampados salen de las prendas para  imaginar,  inventar, crear mil formas de jugar, y sobre todo para disfrutar al máximo compartiendo ese juego.

 

 

 

 

No voy ni hablar del minucioso trabajo de producción de cada una de las prendas, hechas en talleres locales, ni de la calidad de sus tejidos, ni de esos estampados que salen de los cuadernos de dibujo de Elena para cobrar vida en vestidos, camisas, pantalones… de todo eso no os voy a hablar porque os podéis pasar a verlo en persona este fin de semana, 3 y 4 de junio, en Palo Alto Market en Barcelona. Lo sé,  es muy injusto para los que no estéis en la Ciudad Condal. Aunque ya sé que no es es lo mismo, os podéis dar  un ciberpaseo por su web, seguro que os enamora alguna de sus prendas y además esta semana están con precios especiales.

De como va creciendo Counting Clouds os iré contando más adelante, porque la colección de invierno promete y mucho. Y hasta aquí puedo leer.

¡Feliz “domingo”!

 

 

 

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies