La idea de hacer un taller a peques de entre tres y cuatro años siempre me resulta motivadora y atractiva, pero cuando me tengo que enfrentar a esa situación me entra el pánico. Los niños a esa edad son una explosión de creatividad y sin duda alguna el público más exigente y crítico al que te puedas enfrentar. ¿Les gustará? ¿Será los suficientemente atractivo para captar su atención? ¿ Será demasiado complicado para su edad o demasiado dirigido? ¿Tiene algún valor pedagógico?… Al final se trata de divertirse y aprender jugando, ¿no? Así, que hace unos días me apunté  para hacer uno de los talleres semanales que realizan las familias  en el cole de Elia. Mi propuesta: hacer un DIY, una cámara de fotos de cartón que pueden personalizar y llevársela a casa. Quería que al acabar el taller se llevaran un objeto realizado por ellos mismos, algo con lo que continuar imaginando y creando. La pintaron y la decoraron con pegatinas con total libertad.

Ellos, claro está, necesitaron algo  de ayuda para montarla. Les preparé los materiales: dos rectángulos de cartón (14 x 9 cm), el culo de un vaso de cartón, una cinta y cuatro encuadernadores. Sin embargo se pusieron desde el primer momento a  investigar cómo era eso de montar una cámara con dos rectángulos y un cosa circular. Yo me he liado y he hecho una versión más fotogénica para el blog, pero siempre menos espontánea que la de los pequeños artistas.

diy camara de fotos

diy camara de fotos4

dyi camara de fotos visor

La versión fotogénica está forrada con papel decorativo, algún botón de madera y he añadido un visor hecho con el marco de una diapo, pero uno de los niños, muy observador, me apuntó que en las suyas no había visor. Gran fallo por mi parte. El resultado un DIY sencillo, una cámara de fotos de cartón que da mucho juego. No sólo se lo pasan bien construyendo y decorando, sino que al final tiene un juguete hecho por ellos mismos, sencillo y con el que ponen en marcha  su imaginación.

dyi camara de fotos5

diy camara de fotos7

he recuperado este post para incluirlo en nuestro verano creativo y veo que hace ya dos años que hice el taller de la cámara de fotos de cartón y que Elia todavía la tiene y es uno de sus juguetes preferidos yq ue tiene más valor para ella que cualquier juguete comprado. Podéis ver en la fotos del post anterior como que la cámara de fotos de cartón está casi como el primer día.

Si os ha gustado la idea os dejo  un enlace que incluye una selección de libros de manualidades cargados de inspiración para hacer más proyectos con los peques durante el verano.

 ¡Feliz “domingo”!

Nota: Si compráis los libros a través de los enlaces o de los banners seréis casi sin saberlo mecenas de Cada día es domingo. A  vosotros os costará lo mismo y a mí me dan una pequeña comisión que me permitirá poder seguir mejorando y trabajado en el blog. Mil gracias por estar siempre ahí.

 

2 Comments

    • cded Reply

      gracias, los peques se sienten muy orgullosos de tener su propia cámara.
      Esther

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies