Cuando tienes hijos hay algo que vas a aprender sí o sí  y es a tener más paciencia. Yo no sospechaba lo mucho que la iba a ejercitar y a la vez lo necesario que es que respetemos los tiempos de los niños y que  no les contagiemos nuestra prisas y el ritmo de vida adulto. Me he cuestionado muchas veces si ese tipo de vida acelerada, sin prestar mucha atención a lo que haces y solo pasando por ahí, es lo que le quiero enseñarle a mi hija. Elia es nerviosa y muchas veces la veo haciendo cosas a toda velocidad repitiendo patrones de conducta que ve en mí.  Así que pararme con ella y observar sin prisas las pequeñas cosas que suceden en nuestro alrededor lo he  incorporado como una rutina diaria.  El libro infantil Esperando de Editorial Juventud  me ha ayudado a transmitirle eso a Elia. Es una forma de trabajar pequeñas propuestas basadas en el Mindfulness para niños  que mejoran su capacidad de concentración y observación y nos ayuda a romper el ritmo frenético del día a día.

 Las  actividades Mindfulness  hacen que se tenga conciencia plena, es decir, que prestemos atención al aquí y al ahora. Los niños son especialistas en vivir el presente de forma muy intensa y consciente. Con las técnicas de Mindfulness se logra mejorar en los niños la capacidad de concentración y observación.

Os invito a parar y  a  tomaros unos minutos. Leer sin prisas la reseña que nos de deja Boolino sobre El libro infantil Esperando, que yo me voy a mirar por la ventana.

Esperando

La historia está protagonizada por cinco juguetes diferentes: una lechuza, una cerdita con paraguas, un perro en un trineo, un osito con una cometa y un conejo tentetieso. Todos ellos esperan algo: la lechuza la luna, la cerdita la lluvia, el osito el viento, el perrito la nieve. Pero hay uno que no espera nada, disfruta mirando por la ventana. Observa su entorno, presta atención a cada momento y valora lo que tiene. Él es feliz con lo que tiene y no necesita más.

Así los juguetes empiezan a sentirse bien descubriendo cosas maravillosas: la llegada de la primavera, el arco iris, las tormentas, los fuegos artificiales… Un día reciben la visita de un nuevo amigo y todos juntos siguen esperando que sucedan cosas especiales para poder contemplarlas desde la ventana.

 

La calma y el mindfulness

Esperando, de la Editorial Juventud, es un libro perfecto con el que podemos invitar al niño a relajarse, a calmarse y a descubrir actividades mindfulness. Todo ello contribuye a que aprendan a valorar las cosas del día a día, lo que se tiene o dónde vivimos.
Practicar Mindfulness -actividades que hacen que se tenga conciencia plena del aquí y del ahora- ayuda a concentrarse y a relajarse, potencia la memoria, la atención y la autoestima, incluso ayuda a dormir mejor. Y no sólo eso, de cara a las relaciones exteriores aumenta la empatía y la comprensión hacia los demás


Las ilustraciones de Kevin Henkes, aunque son minimalistas, invitan a observarlas con atención. Los colores cálidos y suaves proponen leer de forma pausada y prestando atención a los detalles, por pequeños que sean. El texto, breve y claro, acompaña a las ilustraciones para narrar esta historia tan bonita, dulce y relajante.


Un libro perfecto para leer juntos, relajados y con calma. Cuando acabéis de leerlo, podéis poner en práctica todo lo que habéis aprendido y mirar por la ventana. ¿Qué veis vosotros?

Textos: Cada día es domingo y Boolino

Fotos: Cada día es domingo.

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies