Cuando decidimos llevar a Elia a un cole de educación viva nos preocupaban muchas cosas,  teníamos miedos y dudas. Aun sabiendo que para nosotros era la mejor opción nos enfrentábamos a un tipo de enseñanza que  no habíamos vivido en nuestras carnes ni por asomo y que nos resultaba bastante desconocido.

Entre muchas de las cuestiones que nos planteábamos había una que  era  recurrente: ¿cómo aprendían los niños  a leer y escribir?  Lo de la lectoescritura es todo un mundo. Yo aprendí a base de cuadernos de escritura y de la repetición hasta llegar al hastío.  La M con la A, MA.  Mi mamá ya no me mima.

No soy pedagoga, ni maestra, ni  experta en temas de educación, así que solo os cuento lo que  observo en mi día a día y he visto cómo se produce la magia y cómo los niños aprenden a leer y escribir “por si solos”. Lo pongo entrecomillado porque aprenden a su ritmo, de forma orgánica pero llenos de estímulos y con la mirada de adultos que les ayudan a conseguir los retos que ellos mismos se ponen. Son niños hipermotivados. En este tipo de escuelas los ritmos son más lentos, no hay prisas.  Las letras se manipulan y  se tocan, los sonidos se descubren  y los niños  consiguen que todo esos inputs cobren sentido y se convierten en palabras, en frases y en historias.

Todo este proceso implica  un gran esfuerzo para ellos  y  un constante seguimiento de  los adultos,  profesores y familias. Los acompañamos, resolvemos sus dudas y sus preocupaciones y les animamos a lanzarse al mundo de las letras.

En casa intentamos dar continuidad a la filosofía del cole. Buscamos recursos para que los estímulos que recibe durante la horas de colegio tengan también su espacio en casa. Vendrían a ser los antiguos deberes. Mi hija no tiene “deberes” pero cuando llega por las tardes a casa ella misma se pone a leer y escribir. Tiene tanto “trabajo” que no le da la vida, le pasa como a mí, ja ja…

Ya sabéis que soy  una apasionada de los libros para niños  y  que  son una herramienta imprescindible en todo el proceso de la lectoescritura. Hay mucha oferta de libros para niños con el abecedario y os quiero dejar una pequeña selección. Mi criterio como siempre es muy personal. Me parece importante que las ilustraciones tengan una estética visual, cuidada, que sean originales. No hay mejor forma para fomentar la sensibilidad estética. Otra de las cosas que destaco de esos libros para niños  son las historias que narran y que se hilvanan a través del abecedario. Letra a letra, de la A a la Z. Son divertidas, ingeniosas y les hacen entrar en el mundo de la lectoescritura de forma natural y orgánica. Bueno ahí van…

1. ABECEDARIO ESCONDIDO

Divertidísismo, ingenioso, es un libro-juego para aprender las letras, estimular la creatividad y afinar la agudeza visual. Me encanta. Me lo descubrieron las chicas de Boolino y no me puede gustar más. Es uno de mis preferidos y de Elia también. En cada doble página se esconde una letra que forma parte del dibujo. Una nube que es una B, un cohete que es un O…

2. Alphabetics

Es uno de mis libros top para niños, un libro en inglés y con geniales ilustraciones de Dawid Ryski. Cada una de ellas es un personaje con nombre propio; Unicornio Uma o Virgil el Vampiro son algunos de ellos. Les ayuda a identificar las mayúsculas y minúsculas, a aprender las letras y a la vez a construirse un universo visual muy imaginativo y creativo.

3.LETRA A LETRA

Es el gran libro abecedario de Ángeles Navarro. Ya os aviso, está descatalogado, no es fácil de encontrar y solo tengo la edición en catalán, pero lo quería incluir porque para nosotras fue el primer libro abecedario y le tengo mucho cariño. Me parece muy ingenioso. A través de diferentes juegos y retos se van descubriendo cada una de las letras y sin darse cuenta la A, la Z  o la M forman parte del mundo de los peques.

4. ABC-BOOK

Me parece un libro para niños ideal para acercarles el abecedario desde muy pequeños. Las páginas interiores son de cartoné, lo que permite a los más pequeños experimentar y tocar sin problema. Juega con relieves que al pasar cada  página encajan a la perfección. Además las palabras que acompañan a cada letra están en inglés y castellano.  Me parece un libro regalo de esos de guardar para siempre. Una pequeña joya.

5. LAS ALFAZETAS

El libro de la Alfazetas me gusta especialmente por el mensaje que esconde: “Las alfazetas nos rodean, están por todas partes”. Cuando los peques están aprendiendo a leer y escribir, las letras se les amontonan, no tienen significado y en algún momento pueden superarles. Pero de repente se hace la magia y todo se ordena y cobra sentido. Es un libro para niños muy útil para explicarles que no hay prisas, que leer es un proceso y que en algún momento verán como todo coge forma. A mí, “Las Alfazetas” me ayudó mucho cuando mi hija me decía que “fulanito/a”  leía todo seguido y que ella no. Recuerdo sus palabras: “Mami, me da como un infarto y no puedo seguir”.

Además tiene un detalle que me encanta y es que cada letra corresponde a una familia tipográfica diferente, un guiño más que hace que este libro sea un imprescindible.

6.CUENTOS DE LA A LA Z

Es la propuesta más clásica, historias de animales que nunca fallan. Además si son divertidas y con rima el éxito está asegurado. Cada letra del abecedario va acompañada de un pequeño relato donde un animal es el protagonista; la F de foca, la N de nécora, la T de tiburón. Muy recomendable para primeros lectores. Algo a tener en cuenta es que está escrito en letra cursiva. Elia ha empezado a leer con letra de palo y a veces se pasa a la cursiva pero con más dificultad. Eso depende de cada niño o de cómo ha empezado a leer, si en letra de palo o cursiva. De todos modos, nosotras lo leemos juntas y así la “letra lligada” como la llama ella, empieza a resultarle más familiar.

7. éRASE UNA VEZ UN ALFABETO

Éste es uno de mis preferidos porque soy fan incondicional de Oliver Jeffrers y me gustan todos sus libros. El abecedario no iba a ser menos. Es divertídisimo, ingenioso y original. Se enlazan pequeñas historias de la A a la Z con unas ilustraciones top, con trazos muy sencillos y casi minimalistas pero que me encantan y no solo a mi, a los peques también, que lo he comprobado personalmente. Es un libro de gran formato para niños y para los amantes de los libros.

Y hasta aqui nuestro libros abecedario. Espero que sea útil yo he descubierto un mundo con todo el proceso dela lectoescritura. Ya os iré contando.

¡Feliz “domingo”!

 

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies