Pues es en este #nomedalavida he de decir que no sé muy bien cómo ni cuándo, pero ya tengo todo  los juguetes de Navidad en casa listos para empaquetar. ¡Y todavía falta un mes! No me puedo creer está anticipación. No es propio de mí.
Lo que sí he tenido muy en cuenta es qué tipo de juguetes quiero. También entran en casa los que no me gustan, intento que sean cada vez menos, pero son regalos de otras personas y eso no pasa desapercibido por mi hija. Bueno al grano, ¿qué tipo de juguetes son los que busco?

Cuando decidimos llevar a Elia a un cole de educación viva nos preocupaban muchas cosas,  teníamos miedos y dudas. Aun sabiendo que para nosotros era la mejor opción nos enfrentábamos a un tipo de enseñanza que  no habíamos vivido en nuestras carnes ni por asomo y que nos resultaba bastante desconocido.

Entre muchas de las cuestiones que nos planteábamos había una que  era  recurrente: ¿cómo aprendían los niños  a leer y escribir?  Lo de la lectoescritura es todo un mundo. Yo aprendí a base de cuadernos de escritura y de la repetición hasta llegar al hastío.  La M con la A, MA.  Mi mamá ya no me mima.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies