Category

Momentos domingo

Category

Sólo me paso por aquí para desearos ¡Felices fiestas! con todo un clásico en las semanas de siete domingos: el video de Navidad. Cada nueva edición Elia lo disfruta más y yo me siento más feliz. Me tomaré un descanso blogueril, pero podéis seguirme estos días por Instagram, estoy enganchadísima. ¡Felices fiestas! y acumular muchos “momentos domingo”. ¿De qué vas esta Navidad? from Cada día es Domingo on Vimeo.

Los que Navidad tras Navidad os pasáis por las semanas de siete domingos sabréis que una de la tradiciones navideñas que no me salto es la de hacer un video para felicitar las fiestas. Se ha convertido en nuestra particular tradición navideña y está claro que es inventada, pero que cada año va cogiendo más fuerza. Elia lleva ya cinco Navidades con nosotros y éste será el quinto video navideño. Momento nostalgia ¡¡uff, cómo ha pasado el tiempo!! Cada año se lo pasa mejor, se implica más en todo el proceso, propone vestuario, ideas y “actúa” como una super-star hollywoodiense…

Desde hace un tiempo veo lo de ir campo, al pueblo, con otros ojos. Disfruto más del no hacer nada, de no tener conexión e incluso de pasar frío, pero he de reconocer que para los de ciudad es fácil pasar allí unos días, levantarse para hacer fotos al amanecer, compartir un chocolate con churros al lado del fuego, corretear entre pedruscos, coger piñas, palos y piedras…  Fue justo lo que hicimos el último fin de semana,  vivimos nuestra particular fantasía rural, sin conexión. Eso es lo que más le gusta a Elia, que Mami no pueda conectarse al ordenador o al móvil. Lo dejo ahí pero da que pensar, ¿no?

Por fin retomamos la normalidad. Hemos pasado unas semanas compartiendo momentos “domingo” con virus de todo tipo y lo que aparentemente podía resultar desastroso, cinco días de  encierro involuntario, resulto ser de lo más creativo y motivador. Una vez superados los primeros minutos de pánico donde visualizaba como las paredes y el techo de casa se nos iban a caer encima pasé a la “no acción”; al mal tiempo buena cara, porque aburrirse también es bueno y sin embargo parece que se ha convertido en un lujo que no nos podemos permitir y que tampoco dejamos a los peques que lo hagan.

Hay algo que me he propuesto hace poco y  es no dejarme llevar por las rutinas. Me resisto a los días en que los “momentos domingo” no quieren aparecer y es entonces cuando me paro y me pregunto: ¿Hoy la he visto reir?, pero reir de verdad, a carcajadas, con esa risa que se contagia que invade todo el espacio y se convierte en una varita mágica que borra por unos momentos los malos rollos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies