Category

Planes

Category

Después de una largas vacaciones navideñas volvemos a la carga. Sé que el primer post del año debería ser una lista de propósitos pero lo voy a dejar para dentro de unos días. Hoy prefiero hablar sobre la magia de las primeras veces. Elia ya tiene casi cinco años y está en pleno aprendizaje, descubriendo cosas nuevas todos los días. Ya casi ni me acuerdo de algunas de sus primeras veces: la primera vez que vio el mar, su primer amanecer, su primer arcoiris o su primer estornudo del que os puedo asegurar que se quedó ojiplática. Quedan muchas primeras veces por compartir. Son también las mías porque es la primera vez que las vivo con ella, las disfruto con la misma intensidad, con la misma emoción y de nuevo soy niña. Solo espero que cuando Elia sea mayor recuerde esos momentos como  algo especial y se la dibuje una sonrisa tonta de felicidad como la que tengo al recordar el momento de ver y tocar la nieve por primera vez.

Este verano le he cogido el gusto a hacer pequeñas escapadas de dos o tres días a no más de una o dos horas de distancia de nuestra casa. Vivimos en Barcelona y tener la opción de elegir entre mar o montaña sin irse demasiado lejos es un privilegio y una buena opción para viajar con niños. En vacaciones siempre hemos aprovechado para hacer un gran viaje, pero este año el planteamiento fue algo más sencillo pero no por eso menos divertido. Notaba que en las últimos salidas Elia me pedía ir a otro ritmo, que necesitaba disfrutar más tiempo de las pequeñas cosas, dejar de lado el ritmo del turista y disfrutar de un entorno de naturaleza. Elegimos dos destinos muy diferentes: el primero el Vall de Núria para después hacer un pequeño recorrido por la Costa Brava.

Justo antes de ponerme a escribir el post de hoy, Elia, mi hija de 4 años me pregunta: ¿Mami, qué es una relación madre-hija?  Después de unos segundos en estado de shock se me agolpan las palabras, las emociones y los sentimientos, imposibles de ordenar para dar respuesta a semenjante pregunta. La respuesta parece algo obvio, no es ni más ni menos  que todo lo que vamos contruyendo juntas día a día, momentos mágicos, momentos de complicidad, algo único y especial pero también con contradicciones y miedos, pero ¿cómo se le explica eso a una niña de 4 años?

En un oasis en pleno centro de la Ciudad Condal, los jardines de la Universitat de Barcelona y con asistencia de lo más Foodie del momento, se celebró la segunda edición del mercado gastronómico All Those, esta vez con un “rincón secreto”: La Mini Party. Un espacio pensado para las familias, donde los niños pudieron hacer talleres de estampación, jardinería … y donde las frutas y verduras eran las protagonistas.

Hoy os voy a contar un “secreto”. Este año, la Guía Mammaprof para padres inquietos está para comérsela. Está claro  que no se trata de  una guía cualquiera y no es porque yo sea coautora, es que esta guía está para chuparse los dedos. Eso sí, hay que ir deprisa a comprarla ya que sólo en esta primera edición incluye el pasaporte #Foodiekids con el que los peques podrán degustar gratis un delicioso, sano y nutritivo menú infantil en cada uno de los lugares recomendados. Sí, sí. ¡¡Gratis!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies