Category

Manualidades

Category

Ya está aquí el clásico dominguero. Esto parece un Madrid-Barça. Por fin os presento el DIY del Calendario de Adviento  2015. Cuando publico el post del Calendario de Adviento me pongo oficialmente en Modo Navidad. Mi cabeza se llena de luces, gorros de Papá Noel y me invade el espírito navideño. Justo ahora estoy escuchando la banda sonora de Love Actually. Lo reconozco, me gustan las Navidades, bueno mejor dicho me vuelven a gustar las Navidades. Durante años las detesté, pero lo de la maternidad me ha cambiado hasta tal punto que  los villancicos y el alumbrado callejero me parecen lo más.  Supongo que no  soy la única. Confesad.

Pasamos de Halloween a Navidad en dos microsegundos, ¡esto no puede ser bueno! Ayer, en el súper, liquidaban toda clase de calabazas y motivos siniestros para dejar sitio en las entanterías a cajas rojas, doradas y con motivos que rezumaban un empalagoso y comercial espíritu navideño. Así que como la Navidad ya ha dado el pistoletazo de salida en las grandes superficies, nosotros no íbamos a ser menos. Como cada año nos pilla el toro con lo del Calendario de Adviento, este año he decidido hacer un previo a modo de recopilatorio.

Supongo que os suena esto de “¡no tengo tiempo, no tengo tiempo!”. La vuelta al cole de mi hija es de las más sencillas del mundo y a la vez de las más complicadas. No hay que preparar uniformes, ni batas, ni libros, ni material escolar pero hay que ser muy creativo. Después del éxito del post “Un año de educación viva” os iré contando poco a poco de por qué no hace falta todo ese preparativo. En fin, que aunque sólo hay que llevar un álbúm del verano y una foto familiar emmarcada he de confesar que este año me estoy retrasando más de lo debido. Cierta autopresión a conseguir el objeto más creativo del mundo es la causa de no cumplir los plazos de entrega. El álbum está casi listo pendiente de hacer las fotos para compartirlo con vosotros, pero el marco está en el limbo. Todavía estoy pensando cómo lo vamos a hacer. Las premisas:  creativo, molón y lo más importante: que lo pueda hacer con Elia.

Todo huele a Navidad y en Cada día es domingo nos ha invadido su espíritu. Lo confieso, aunque durante años he ido de “yo paso de esto”, ahora con la peque ya no tengo que disimular. Sí, me gusta la Navidad; los adornos del árbol, los centros de mesa, las luces, los regalos… eso sí, si puede ser reinventando un poco las tradiciones y con  un toque minimalista, mejor que mejor. Tampoco nos pasemos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies