Pues es en este #nomedalavida he de decir que no sé muy bien cómo ni cuándo, pero ya tengo todo  los juguetes de Navidad en casa listos para empaquetar. ¡Y todavía falta un mes! No me puedo creer está anticipación. No es propio de mí.
Lo que sí he tenido muy en cuenta es qué tipo de juguetes quiero. También entran en casa los que no me gustan, intento que sean cada vez menos, pero son regalos de otras personas y eso no pasa desapercibido por mi hija. Bueno al grano, ¿qué tipo de juguetes son los que busco?

Pues sencillamente juguetes que estimulen la creatividad aunque la mayor parte de las veces no es tan fácil encontrarlos. Cuando hablo de juguetes que estimulen la creatividad no me refiero a kits de manualidades o juegos relacionados con el ámbito artístico.

Cuando oímos creatividad nuestro imaginario nos lleva solo a pinceles y  pinturas, pero yo hablo de estimular el pensamiento creativo, de buscar nuevas soluciones, nuevos enfoques, de salirse de la raya, y superar “la manera correcta” de jugar, donde n0 haya miedo a equivocarse. El error no existe.

A grandes rasgos las características de estos juguetes son  que propician un juego libre, sin normas, con materiales de formas sencillas que dan pie a experimentar y a ser el niño el que decide cómo y a qué jugar.

1.    Juegos de construcción

Mi hija me pedía desde hace tiempo un TRIGONOS. En el cole lo tienen y está muy demandado. Hacen turnos para jugar con él porque tiene muchos fans. Con  sus  formas uni- bi- y tridimensionales es posible aprender conceptos básicos de geometría, matemática y física y crear sin parar.
La versión mini de TRIGONOS es ideal para tenerla en casa. Es el mismo concepto que el original TRIGONOS pero con piezas más pequeñas y aunque sé que mi peque no se podrá construir una cabaña donde quepa dentro, ¡nosotros no tendremos que salir de casa!

Hace unos meses tuvimos la posibilidad de probar el  TOMTECT, un juego de construcción que también incluyo en nuestra lista. Piezas de madera de diferentes medidas que se pueden ensamblar de formas diversas para crear sin límites.

2.     Juguetes desestructurados

Hasta no hace mucho no sabía qué eran los juguetes desestructurados pero quería que mi hija tuviera a su alcance juguetes de formas sencillas, simples, de  materiales naturales. Ahora sé que se llaman juguetes desestructurados y a mi parecer son los más imaginativos y creativos. Cada vez que el niño juega cumplen la función que él quiere. Un día es un reino fantástico, otro día un circuito, otro una escuela…
El año pasado ya me hice con los NINS  de Grapat y este año para Navidad voy a incluir piezas para hacer MANDALAS. Ya os cuento en qué se convierten cuando juguemos.

3. Efectos ópticos

Por último he incluido en la lista de deseos KINOPTIK ROBOTS. Es un juego que combina la creación de robots con piezas geométricas imantadas y efectos ópticos. Me pareció una mix total además de algo novedoso, que no había visto antes. Y eso resulta bastante difícil. KINOPTIK ROBOTS les permite experimentar y ver qué efectos visuales se crean con las piezas elegidas para su creación. Crear y experimentar, buscar nuevos resultados y soluciones… ¿es o no creativo?

Lo que sí es un clásico para estas fechas es que con tanto bombardeo comercial resulta difícil  huir del ruido y encontrar alternativas. Yo tengo un  truco y es pasarme por la web de JUGAIA. Es más que recomendable, encontraréis todos estos juguetes y muchos, muchos más. Están clasificados por edades, por tipología y por especialidades. Seguro que encontráis lo que estáis buscando.

Ya me contaréis como va la lista de juguetes creativos.

¡FELIZ DOMINGO!

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies