Tag

diseño

Browsing

Se puede decir que no puedo vivir sin gafas de sol y no exagero. Las llevo en verano, en invierno, por la mañana, por la tarde, a veces hasta me olvido y las llevo también de noche. Forman parte de mí. Se han convertido en uno de mis imprescindibles y no sólo como un complemento de moda sino  para proteger mi vista. Tengo los ojos claros y me molesta enormemente la luz directa del sol, quizá por eso y sin darme cuenta llevar las gafas me resulta totalmente necesario.

Si hablamos de los más pequeños todos somos muy conscientes de la importacia de proteger  su delicada piel de los rayos nocivos del sol  pero ¿ y la vista? No es fácil convencerles de que se pongan gafas. En ocasiones las gafas de sol para niños les resultan incómodas. Yo tengo ventaja y es que como Elia siempre me ve con ellas, también quiere llevarlas. Eso sí, siempre que sean molonas y sobre todo, cómodas.

Hace unos días alguien me dijo que vestía a Elia con un estilo muy personal. ¿Estilo? No sabía yo que mis gustos y las ropa que elijo/elije para vestirse llegaran a tener un estilo. Pues bien, parece que sí y es que al final se ve el plumero. Vestimos a los peques con cosas que nos gustan a nosotros y les influimos en sus gustos más de lo que pensamos. Además he de confesar que me va la moda, aunque no entiendo mucho. Digamos que la vivo a mi manera.  Desde que nació Elia casi siempre  compro solo cosas para ella. Yo tiro más de fondo de armario. Os suena, ¿no?. Me divierte buscar cosas originales para vestirla y ver lo bien que se lo pasa eligiendo su ropa o haciendo combinaciones imposibles. Digamos que tiene un estilo muy característico.

Todo huele a Navidad y en Cada día es domingo nos ha invadido su espíritu. Lo confieso, aunque durante años he ido de “yo paso de esto”, ahora con la peque ya no tengo que disimular. Sí, me gusta la Navidad; los adornos del árbol, los centros de mesa, las luces, los regalos… eso sí, si puede ser reinventando un poco las tradiciones y con  un toque minimalista, mejor que mejor. Tampoco nos pasemos.

Una de las razones para empezar mi blog fue la de captar los momentos que vivía junto a mi hija. Veía que el tiempo se me escapaba, que todo pasaba a una velocidad brutal y tenía la necesidad de captar esos pequeños momentos, cotidianos, personales pero que para mí se convertían en extraordinarios. El hecho de tener un documento gráfico del momento me parece que  lo convierte en permamente, como si ya no se me escapara y estuviera para siempre. Empezé a hacerlo a diario como os explicaba aquí, en mis comienzos blogueriles. Poco a poco dejé de hacerlo, ya que en muchas ocasiones estaba más pendiente de hacer la foto que de disfrutar el momento. Ahora y con la reorganización del blog, he querido recuperar la idea y  hacer una sección semanal con el momento “domingo” de la semana.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies