Este verano le he cogido el gusto a hacer pequeñas escapadas de dos o tres días a no más de una o dos horas de distancia de nuestra casa. Vivimos en Barcelona y tener la opción de elegir entre mar o montaña sin irse demasiado lejos es un privilegio y una buena opción para viajar con niños. En vacaciones siempre hemos aprovechado para hacer un gran viaje, pero este año el planteamiento fue algo más sencillo pero no por eso menos divertido. Notaba que en las últimos salidas Elia me pedía ir a otro ritmo, que necesitaba disfrutar más tiempo de las pequeñas cosas, dejar de lado el ritmo del turista y disfrutar de un entorno de naturaleza. Elegimos dos destinos muy diferentes: el primero el Vall de Núria para después hacer un pequeño recorrido por la Costa Brava.

vall de nuria lago

playa

Nuestra crónica veraniega empieza en plena naturaleza, en el Vall de Núria una estación de montaña situada dentro del Pirineo Oriental, en el término municipal de Queralbs. La aventura comienza ya en el viaje. El único medio para llegar allí es un singular tren cremallera que se toma en Ribes de Fresser o en Queralbs y da acceso al valle. Casi por arte de magia aparece un entorno increible y uno se encuentra con un montón de actividades para los peques; montar en pony, remar en barca, talleres y juegos en el parque lúdico… incluso se puede hacer alguna pequeña travesía. En invierno es una opción para los que practicáis algún deporte de nieve o incluso solo para que los peques vivan la experiencia de tocarla. Nosotros nos quedamos a pasar un noche en el único hotel del valle, aunque se puede disfrutar del etorno en una sola  jornada. Ver las estrellas y salir a explorar armados de una linterna fue una de las cosas que más le gustaron a Elia. Yo, que soy  una chica de asfalto, también disfruté al pasar allí un par de días rodeada de naturaleza y con absoluta libertad de movimientos para Elia.  Os recomiendo hacer un picnic, es una buena forma de convertir la hora de la comida en una actividad  lúdica y diferente.

vall de nuria flores 2

vall de nuria pony

vall nuria caballo

reflejos vall de nuria

vall de nuria papi

vall de nuria flores

vall de nuria elis topos

vall de nuria pies

vall de nuria talleresvall de nuria flores

vall de nuria ventana

Advertencia: las flores lilas son tóxicas, si los peques las tocan les saldrá una erupción. Elia se rozó con una de ellas mientras escalaba por unas piedras y lo pasamos mal, muy poco “momento domingo”. No es nada grave pero mejor no tocarlas.

Otro de nuestros destinos veraniegos fue la Costa Brava. Nos dejamos ver por  Tossa de Mar, Cadaqués, la cala de Aigua Blava en Begur y por la playa virgen Es Castell de Palamós, sin olvidar las de Sant Pol y  Sant feliu de Guixols. Ya de paso hicimos la visita al Museo Dalí de Figueras. Creo que esto os lo cuento en otro post.

Continuará…

¡Feliz “Domingo”!

4 Comments

  1. Hola Esther!! Hace poquito que he descubierto tu blog y me encanta! Nosotros somos de Figueres precisamente (bueno Ordis a 6 minutos, 300 habitantes…!) Me ha encantado esta entrada porque aunque conozco perfectamente los lugares que cuentas me ha encantado la luminosidad de la fotografía ¥ la forma en que lo cuentas!!
    Espero irnos viendo por la red! Felicidades por el blog.
    Mirin

    • cded Reply

      Gracias. La verdad es que me cuesta valorar mis fotos, siempre pienso que no son buenas pero vuestros comentarios me ayudan a seguir mejorando y aprendiendo…todavía me queda mucho.
      Esther

    • cded Reply

      Mil gracia. No soy fotágrafa, solo hago fotos alguanas veces mejor que otras. Me alegra mucho que te gusten.

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies