Cualquier momento es bueno para planear una escapada con los peques y os confieso que siempre estoy maquinando dónde poder ir con Elia. Me gusta imaginar qué cara pondrá al llegar. Todo es nuevo y esconde un mundo por explorar.

Compartir esos momentos con Elia me hace feliz, así que siempre estoy en busca y captura de sitios molones para viajar con niños, con un punto original, que sean diferentes y que también me gusten a mí.

Cuando mi amiga Laia de Inlovemag me habló de un camping con caravanas vintage de colores me hicieron los ojos chirivitas. Yo no soy muy de camping, pero solo en pensar la cara de alucine que iba a poner Elia al ver que ibamos a dormir en una caravana rosa que parecía la casa de Pin y Pon ya merecía la pena.

Y así fue. Nos fuimos a pasar un fin de semana al Camping Miramar en Mont Roig del Camp. Está muy cerca de Tarragona y justo al lado de la playa. Se trata de un camping muy familiar donde conviven parcelas fijas, con caravanas donde te puedes alojar por días. Lo mejor de todo es que han tenido la genial idea de recuperar caravanas  y darles un cambio de look. Cada una de ellas está pintada de un color distinto y decorada con una temática: está la rosa colorete, la amarilla vainilla, la verde oliva… así hasta diecinueve. Como no podía ser de otra manera, nosotros acabamos alojándonos en la Caravana Rosa Cup Cake.

La verdad es que la caravana en si misma ya fue un parque temático para Elia. No quiería salir de allí; que ahora la decoro, que ahora montamos las camas, que ahora paso la escoba, ahora me hago un camino de piedras… Aparte del momento “caravana” el punto fuerte del camping es que está  al lado de la playa y cuando digo al lado me refiero que te levantas por la mañana y en unos minutos andando estás frente al mar. Yo disfruté de lo lindo haciendo fotos y aluciné con la luz y el color de la mañana. En pleno verano supongo que debe estar genial para ir con los peques y disfrutar de la playa sin salir del camping.

Las instalaciones son sencillas pero muy nuevas y hay lavabos y bañeras para los más pequeños, un pequeño parque con columpios y tobogán y un bar. Es todo básico pero más que correcto. A nosotros nos pilló una oleada de mosquitos, así que no está de más llevarse algún repelente.

Me parece un plan genial para una pequeña escapada con niños. Yo no estaría más de una semana pero para unos días me parece un plan original y muy, muy recomendable.

¿Quién sea apunta a vivir en una Caravana Vintage por unos días?

1 Comment

  1. Pero qué chulada! Me parece muy buena idea para dar un toque diferente a un cámping. Y, por cierto, con niños los cámpings siempre son muy buena idea.
    Un saludo

Write A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies